viernes, 25 de febrero de 2011

Demasiado viejo para el Rock ´n´ Roll,demasiado joven para morir.

El otro día en una de las habituales charlas verpertinas que comparto vía Skype con un amigo de Mallorca me recordó una canción "motera".Es una canción de Jethro Tull,pero no es la típica de;"soy libre","soy un tío duro","voy cagando ostias por la carretera"...a la que nos tiene acostumbrado el mundillo rockero,esta es más bien melancólica,sobre un tipo al que se le pasó el tiempo,el sigue como hace 20 años pero los antiguos amigos han cambiado.A pesar de tener cierto poso de tristeza el vídeo es de los más cachondo,y eso que los rockeros habitualmente no parecen tener sentido del humor,afortunadamente los Jethro son una honrosa excepción.

Os dejo también la letra original de la canción y la traducción(hecha por mí con la ayuda de Carles,nada de Google Translator):

video


The old Rocker wore his hair too long,

wore his trouser cuffs too tight.
Unfashionable to the end drank his ale too light.
Death's head belt buckle yesterday's dreams

the transport cafe prophet of doom.

Ringing no change in his double-sewn seams
in his post-war-babe gloom.
Now he's too old to Rock'n'Roll but he's too young to die.

He once owned a Harley Davidson and a Triumph Bonneville.
Counted his friends in burned-out spark plugs
and prays that he always will.
But he's the last of the blue blood greaser boys
all of his mates are doing time:
married with three kids up by the ring road
sold their souls straight down the line.

And some of them own little sports cars
and meet at the tennis club do's.
For drinks on a Sunday work on Monday.
They've thrown away their blue suede shoes.

Now they're too old to Rock'n'Roll and they're too young to die.

So the old Rocker gets out his bike
to make a ton before he takes his leave.
Up on the A1 by Scotch Corner
just like it used to be.
And as he flies tears in his eyes
his wind-whipped words echo the final take
and he hits the trunk road doing around 120
with no room left to brake.

And he was too old to Rock'n'Roll but he was too young to die.

No, you're never too old to Rock'n'Roll if you're too young to die.

Traducida al español:
El viejo rockero llevaba el pelo demasiado largo,

llevaba las bastillas de los pantalones demasiado apretadas.
Fuera de moda hasta el final bebía su cerveza demasiado clara.
cinturón de hebilla de cabeza de la muerte sueños de ayer

los bares de camioneros son los profetas de la fatalidad.

Señal de ningún dinero en su doble costuras
en su tristeza de chico de posguerra.
Ahora es demasiado viejo para Rock'n'Roll, pero él es demasiado joven para morir.

Una vez tuvo una Harley Davidson y una Triumph Bonneville.
contaba sus amigos en bujias quemadas
y reza para hacerlo siempre.
Pero él es el último de los chicos enbrillantinados de sangre azul
todos sus compañeros están envejeciendo:
casado y con tres hijos por la carretera de circunvalación
vendieron sus almas a precio ajustado.

Y algunos de ellos tienen incluso sus pequeños deportivos
y van al club de tenis.
De copas el domingo al trabajo el lunes.
Ellos han tirado sus zapatos de gamuza azul.

Ahora son demasiado viejos para el rock ´n´roll y demasiado jovenes para morir.

Así el viejo rockero escapa con su moto
para hacer una ultima escapada antes de despedirse.
Hasta en la A1 por Scotch Corner
al igual que como solia ser.
Y mientras vuela con lágrimas en los ojos
su eco final es azotado por el viento
y él sale a la carretera principal a mas de 120(millas)
sin espacio para frenar.

Y era demasiado viejo para Rock'n'Roll, pero era demasiado joven para morir.

No, nunca se es demasiado viejo para Rock'n'Roll si eres demasiado joven para morir.


miércoles, 23 de febrero de 2011

Un día en la nieve.

Este domingo para cumplir con una tradición que desconocía y de la que a partir de ahora seré devoto,subimos a ver la nieve y tirarnos unos bolazos.

Tuvimos suerte y el día amaneció soleado y con una agradabilísima temperatura de trece grados que subió ligeramente durante el día.

A las diez en punto estábamos en el punto de reunión como mandan los cánones,con el depósito cargado y listos para una jornada de ruta.No se si fue porque la gente esperaba peor día o que el frío no les va demasiado pero salimos pocos de Gijón,sólo cinco motos,que media hora después de la hora de quedada partimos por carreteras secundarias dirección Mieres.

Photobucket

Subimos el Alto de la Madera,llegamos a la altura de Noreña y después enfilamos hacia La Felguera,en un principio pensábamos que íbamos a ir por el alto de Santo Emiliano,pero Sobakero,que comandaba el grupo además de alergia a las autopistas parece tenerla también a cualquier carretera mínimamente conocida y subimos por,lo que creo que se llama,el alto de San Tiso,una carretera por la que sólo pasan lugareños,ciclistas y alguna que otra cabra.No es que fuese un puerto de extrema dificultad,pero si que era una carretera desconocida para el común de los mortales.

Photobucket

Photobucket

Debían de ser las doce más o menos cuando llegamos al segundo punto de reunión en el Charly,en Mieres(ya os comenté alguna vez alguna cosa sobre esa cafetería).Aquí nos vimos con Viriato y nos abandonaron Cuervu y Sobakero,que se les hacía tarde.El resto del grupo,cuatro motos y seis almas en total,emprendimos de nuevo ruta camino del puerto de San Isidro.Negociamos los cincuenta kilómetros en una hora,así que poco antes de la doce y media ya estábamos tirándonos bolazos y haciendo un muñeco de nieve,influencia de las hiperglucémicas películas navideñas supongo.

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Photobucket

Antes de ponernos a bajar hicimos una parada en el bar que hay a pie de pista a tomarnos un caldito y a comer una gominolas(eso yo,cosas de la diabétes).

Photobucket

Para comer nos llevó Taz a la Xagosa,en el polígono de Gonzalín en Mieres,la verdad que el sitio engañaba,por fuera no era muy distinto a las naves que tenía alrededor,pero por dentro la decoración estaba bien trabajada y la comida era muy buena,incluida la parrilla,además el precio fue bastante contenido,el menú especial nos salió a quince euros,con tres platos y postre casero.

Photobucket

Antes de ir cada uno a su casa pasamos,como no,por el Frontón a tomar la penúltima,la vuelta la hicimos por autopista,que aunque por el tiempo no lo pareciese estamos en invierno y la noche cae pronto.


Si crees que alguna entrada en mejorable, está descuidada, tiene errores, faltas de ortografía o cualquier cosa que te moleste ¡¡COMENTA!!, es más si crees que te resultó interesante y útil también, ¡¡COMÉNTALO!!

Y no olvides compartirlo.